miércoles, 24 de agosto de 2011

Tengo ganas de ti.


“¡Que te jodan capullo! ¡Que te follen! ¡Te odio! Para mi no existes”
Típicas frases que les dices a esas personas que quieres con las que te enfadas sin por qué, cuando les dices estas cosas, lo dices sin pensar, porque lo que de verdad quieres decirle, lo que de verdad piensas es:
“Te quiero joder, ¿no te das cuenta? Estoy loca por ti desde que quedamos por primera vez, te necesito, me paso la mayoría del tiempo pensando en ti, no pases de mi, háblame cuando me veas, ¿tan pronto me has olvidado?”
Momentos después de haber deseado que se muriera esa persona que tanto quieres, te ves amargada, rodeada de pañuelos de papel empapados, escuchando las canciones que más te recuerdan a él, viendo todas las fotos en las que salías sonriendo con él y mírate ahora, ahora no paras de llorar, en este momento de das cuenta que cada vez lo quieres más, que estás podidamente enamorada de él, que darías lo que fuera por estar ahora con él, que te abrace, te seque las lagrimas y ahogarte en su pecho oliendo esa colonia que tanto de gusta y tanto necesitas ahora, mientras que te consuela diciéndote “venga basta, ya pasó, no te preocupes”
En momentos como estos te das cuenta que estás sola, jodida y sola. Lo peor de todo es que serías capaz de arrastrarte por él aunque tu orgullo te comiera por dentro, pero que más da, joder es el tío por el que estás enamorada, loca por él, es el tío de tu vida, o eso piensas ahora, quien sabe lo que pensarás de él dentro de unos años…

No hay comentarios:

Publicar un comentario