martes, 23 de agosto de 2011

Vaya mierda

Un día estás del carajo con alguien y al día siguiente pasa de ti como si no te conociera. En esos momentos piensas que no eres nadie, que no encajas en ningún lado, que no estás a la altura de esa persona, en definitiva: no eres lo que el buscaba. Entonces, quieres buscar la perfección, sabes que eso no existe, pero que mas da, como la gente dice, de ilusiones se vive ¿no? Pero claro, lo tienes dificil, hay cientos de chicas mejores que tú, que rozan más la perfección, y tienes que hacer que él se fije en ti. De todas esa gente TÚ tienes que ser el centro de atención, no es nada fácil pero, lo que alguien quiere, algo le cuesta...
¡Por Dios! ¿Pero qué gilipolleces digo? ¡Mírate joder! ¡Ni eres rubia, con los ojos claros, ni tienes un cuerpazo! Dios que infantil, despierta de una puta vez, esto no es un cuento de hadas donde calabazas se convierten en carrozas. Esto es la realidad, aqui o te jodes o te joden, donde enfermedades no tienen cura y donde la gente no resucita los domingos, al contrario, los domingos hay gente resacosa en sus camas hasta las tres de la tarde que se han emborrachado para "olvidar las penas", gente que se han emborrachado ellas solitas después de estar horas y horas esperando en el bar de siempre a que apareciera ese capullo, pero ese capullo es especial, no es otro cualquiera, ese capullo es "tu capullo", por el que estás locamente enamorada, el que te da falsas ilusiones todos los días a través de sms y tú eres esa gilipollas que al leer ese sms o ver una llamada perdida suya te emocionas de felicidad, te sale esa vocecilla diciendo "oooh" y sonries con esa sonrisa tonta que solo te saca él, ¡por dios!¡Le estás sonriendo a la pantalla de un movil! Pero no te das cuenta que ese capullo está jugando contigo, ese sms que te ha mandado a ti, se lo acaba de mandar a otras cinco tías que están igual que tú, desesperadas, enamoradas y jodidas, muy jodidas. Pero como dicen, el amor es ciego y nunca conseguirás entenderlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario