lunes, 12 de septiembre de 2011

El emborracharte para olvidar las penas no vale para nada...

Me emborraché para olvidarte y ahora te veo doble.


No hay comentarios:

Publicar un comentario