lunes, 12 de septiembre de 2011

Te cambié por la bebida pero, no hay mucha diferencia: no llama, no escribe y también me da dolor de cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario