jueves, 22 de diciembre de 2011

Hay que ser como las cajetillas de tabaco, y reconocer nuestros defectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario