sábado, 14 de enero de 2012

No recuerdo haberme portado tan bien como para que me hayan traido tan increible regalo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario