viernes, 6 de enero de 2012

Tú eres el culpable de mis miradas perdidas y mis sonrisas tontas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario