lunes, 27 de febrero de 2012

25♥

Y se me para el corazón cada vez que se cruzan nuestras miradas y me sonries. Algo se despierta en mi cuerpo que no consigo descifrar que es, algo parecido a un cosquilleo que recorre todo mi cuerpo entero.
Mis ojos brillan, la mente se me queda en blanco, no sé como reaccionar ni que hacer. ¿Qué digo? No sé que decir, nada me parece correcto; ¿hola?, ¿¡qué pasa!?, ¿buenas?, ¿hey?...
Miles de preguntas se me vienen a la cabeza en muy poco tiempo; ¿Estaré presentable?, ¿qué pensará cuando me vea?...
Nuestros cuerpos se rozan y mi corazón se acelera, parece que se va a salir de mi cuerpo.
Una sonrisa tonta de oreja a oreja adorna toda mi cara y los nervios hacen que no pueda controlar mis piernas.
-¿¡Estás temblando!? ¿Estás nerviosa?
+No, no... es el frio.
Siempre la misma pregunta y la misma respuesta tonta.
Una felicidad me inunda. Puedo estar las 24 horas feliz gracias a una mirada, una sonrisa y una conversación que se repite siempre, pero que me encanta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario