martes, 17 de abril de 2012

Ese amor que no sabes a ciencia cierta que significa, que no sabes ni donde empieza ni donde acaba.
Te gusta verlo y hablar con él, te cae bien y, cuando pasas un poco de tiempo sin verlo lo echas de menos.
En fin, ese amor que no puede ser más bonito... porque es absurdo.
Sin la sombra de la preocupación, todo felicidad y sonrisas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario