miércoles, 9 de mayo de 2012

No sé como me las apaño que siempre acabo igual, siempre tiene que haber algo que falla, un pequeño detalle que se me escapa, algo que hace que se vaya todo a la mierda, algo que lo estropea todo para siempre o para muchísimo tiempo, algo que hace que cambie toda la historia que parecía perfecta. Probablemente el problema sea yo, quizás no sea lo suficiente para él, lo bastante cariñosa o tal vez mi inseguridad y mi timidez hagan que se lo carguen todo lo que llevaba conseguido.
Estas cosas me pasan por ilusionarme a los dos días, es algo que odio pero no lo puedo remediar, soy tonta, pero soy feliz con ello, me da igual estar una semana deprimida sin salir de mi cuarto, he podido ser feliz durante un tiempo, he vuelto a sentir ese cosquilleo y miles de sentimientos a la vez que no sabría como explicar.
Quizás me anticipe con todo esto, tal vez consigamos salir adelante y pasar muchísimos momentos juntos, pero hay que ser realistas y a veces las verdades duelen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario