jueves, 14 de junio de 2012

Cada día soy más consciente de que me gustas más.
No puedo estar un día sin hablar contigo, no para de dar vueltas en mi cabeza tu nombre.
No hago nada más que recordar todos esos momentos e imaginarme miles de situaciones juntos.
Ya no eres ese cualquiera, ese pesado que no paraba de insistir, al que ya no sabia ni que decirle para que me dejara en paz... ¿quién me lo iba a decir...?
Todo ha cambiado de la noche a la mañana.
Has cambiado de no ser nada a serlo todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario