viernes, 27 de julio de 2012

Esa sonrisa tan perfecta después de un beso, esos ojos tan dulces color miel y esa carita de niño bueno que hace que me derrita nada más verla. Estos son unos de mis motivos para vivir que se resumen en él. Para mí, él ya es una necesidad día a día, que si no hablo con él aunque sean cinco minutos al día es como si me faltara algo muy importante y esto hace que me sienta vacía, deprimida. Lo peor es que cada día me encanta más, cada día hace que sin querer le coja un poco más de cariño, pero lo que es peor aún es que acabemos enamorados y tarde o temprano esto se acabe y cada uno coja un camino diferente al otro, pero bueno quizás para eso todavía falte un poco, asi que ahora lo que más me apetece es estar con él y no perder ni un solo segundo a su lado.


miércoles, 25 de julio de 2012

Me muero cuando me sonríe después de un beso, me encanta saber que soy yo la razón, cuando me abraza y no quiero que me suelte nunca, cuando me mira de esa manera con esos ojos color miel. Me encantan esos besos en el cuello, sus bromas, su forma de ser cuando estamos solos, la paciencia que tiene conmigo, me encanta él. Sé que estoy enamoradísima y sé que eso no es bueno, sé que tarde o temprano cuando esto se acabe me va a doler y mucho, pero es imposible no enamorarse de él, de sus "me encantas", de su sonrisa, de su colonia. Podría pasarme horas y horas a su lado, mirándole, abrazada a él, sin decir nada, en esos momentos pienso que sobran las palabras, todo lo que hay que decir ya se sabe. Te quiero. No me cansaría de decirtelo.


—Tuve una pesadilla.
—¿Y qué pasaba?
—Soñé que era año bisiesto y eso de tener un día más para extrañarte me asustó mucho.

martes, 17 de julio de 2012

No me explico cómo puedo querer tanto a alguien.

Esa sonrisa que nada más al verla hace que me vuelva loca, esa simpátia, esa fuerza de seguir teniendo ganas de vivir en la situación en la que está. Esa es la razón de mi felicidad. Me parece increible que después de todo lo que ha vivido, de todo ese sufrimiento y dolor, siga teniendo la misma fuerza que al principio de todo. A veces pienso que si yo estuviera en su lugar me derrumbaría, no tendría fuerzas, en cambio ella, esa persona tan pequeñita ha podido enfrentarse a todo, tanto a lo bueno como en mi opinión lo peor del mundo. El cáncer. Esa palabra nada más pensarla hace que me aparezca un enorme escalofrío por todo el cuerpo, pero ella es especial, puede con todo y yo lo sé mejor que nadie, después de todo lo que ha sufrido puede con cualquier cosa a su edad, 9 añitos.
Sigue así. Te quiero muchísimo.


sábado, 7 de julio de 2012

jueves, 5 de julio de 2012

martes, 3 de julio de 2012

Ha cambiado todo en tan poco tiempo, me duele pensar en todo esto, en que la culpable soy yo y que poco a poco te vas alejando más y más. Quién me iba a decir a mí que esto iba a pasar, parecía mentira. Casi 16 años juntos y ahora es como si no nos conocieramos, algo muy diferente a hace un par de años. Pensar esto me mata por dentro, sé que cuando ya no estés me voy a arrepentir muchisimo de haber perdido tanto tiempo contigo, desearía tener solo cinco minutos para decirte que te quiero y que te voy a echar de menos, pero ahora tu orgullo y el mio puede con nosotros, no sé ya que hacer para que las cosas sean más fáciles. No soporto seguir así, estar las veinticuatro horas juntos y ni mirarnos a la cara. Ya no me dices esas cosas de: ¿y mi niña dónde está? Echo de menos esa posesividad conmigo, esos abrazos y todas esas tardes juntos. Ya me da igual el resto, no quiero que te mueras sin saber que te quiero, sólo quiero que recuerdes todos esos momentos juntos, tú eres el que me conoce de verdad, el que me ha visto crecer, al que yo necesito en esta vida.

Hacemos las paces, abrimos las cicatrices

Ayer fue increible, pude estar con él menos de 15 segundos, pero fueron los 15 segundos mejores y más largos de mi vida, fue como si se parara el tiempo. Pude abrazarlo y oler esa colonia que echaba tanto de menos. Experimenté millones de sensaciones a la vez, sonreía todo el tiempo, me temblaban las piernas y no sabía lo que decía, que estupida, no paraba de decir gilipolleces, pero lo peor es que no te quedó claro eso de que no volvieras a mí, te dije que te olvidaras de mí, que no quería saber nada de ti, ya veo que no te quedó claro, pero a mi corazón tampoco. Ahora todo es distinto, he cambiado, han aparecido nuevas personas en mi vida, tengo novio, soy feliz con él hasta que has vuelto a aparecer tú con esa mirada, esos ojos color Coca Cola que nunca me cansaría de mirar y esa sonrisa, puff esa sonrisa que me enamora. ¿Por qué lo haces? Creo que eso que dicen de que no puedes querer a dos personas a la vez es mentira. ¿Por qué no vas a poder? Es difícil de soportar pero no imposible de superar, sé que no puedo jugar a dos bandas, que tendré que decidirme por uno, pero mientras tanto ya el tiempo dirá.
Tú y tu puta manía de hacerme la persona más feliz del mundo cuando estás a mi lado.