miércoles, 25 de julio de 2012

Me muero cuando me sonríe después de un beso, me encanta saber que soy yo la razón, cuando me abraza y no quiero que me suelte nunca, cuando me mira de esa manera con esos ojos color miel. Me encantan esos besos en el cuello, sus bromas, su forma de ser cuando estamos solos, la paciencia que tiene conmigo, me encanta él. Sé que estoy enamoradísima y sé que eso no es bueno, sé que tarde o temprano cuando esto se acabe me va a doler y mucho, pero es imposible no enamorarse de él, de sus "me encantas", de su sonrisa, de su colonia. Podría pasarme horas y horas a su lado, mirándole, abrazada a él, sin decir nada, en esos momentos pienso que sobran las palabras, todo lo que hay que decir ya se sabe. Te quiero. No me cansaría de decirtelo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario