lunes, 27 de agosto de 2012

"Te prometo un final feliz."

Todo esto no deberia de estar pasando, me arrepiento de haber pasado ese Lunes, ese puto y jodido Lunes que ha cambiado todo esto, a tu lado. Me arrepiento de tantas cosas, pero creo que esta es la que más. No tendría que haber quedado, no tendría que haberte hablado, no tendría que haberte conocido.
Tú ya eras parte del pasado, ¿sabes? Estaba asimilado, no eras nadie para mí, habías pasado de serlo todo a no ser nada, o eso creía.
Te he querido, te he odiado, incluso te he vuelto a querer.
Lo has jodido todo, yo estaba perfectamente hasta que llegastes con tus putos y odiosos "tq", ¿no te cansas de hacer siempre lo mismo? No funcionó una vez, ni dos, ni tres.
Ahora el que se arrepiente de haber perdido el tiempo, de no haberme aprovechado, ahora el que quiere dar marcha atrás en el tiempo eres tú.
Ahora todo depende de mí.
No sé que hacer, yo tenía mi vida, con la persona que quiero y ahora llegas tú con tus putas rayaeras. ¿Por qué? Dime por qué, ¿Por qué lo haces? ¿No has tenido suficiente?
Tengo la cabeza hecha un puto lio. No sé a quien elegir. Ahora tengo a los dos chicos que más he querido, a los que de verdad he estado y estoy enamorada.
¿Por qué todo es tan difícil? ¿No puede salir todo bien por una puñetera vez?
No consigo entenderlo, pensaba que eras diferente, pero ahora entiendes eso de "aprovecha lo que tienes antes de que sea tarde."
Necesito tiempo, tiempo para pensar y aclararme. No quiero elegir la opción equivocada ni jugar con los sentimientos de nadie.
Necesito aclarar mis ideas, lo que es mejor para mí, por una vez tengo que pensar en mí, en lo que me conviene, en lo que me va a hacer feliz de verdad.
No me apetece dar falsas iluciones a nadie, tengo que aprender a decir que no y a controlarme.
Nunca había sido buena idea conocerte, siempre habías sido el chico mal, el lobo y yo la puta inocente que no aprende de sus errores.
Quizás sólo necesite tiempo, distraerme un poco y darme cuenta en quien verdaderamente pienso al despertarme cada día, pero me es imposible no pensar en todo esto, me es imposible dormir tranquila, no para de darme vueltas la cabeza con esas cosas que dices.
Siempre he pensado que querer a alguien es algo muy grande, que no debe de decirse a la ligera, que te quiero no se puede decir en un día y menos sentir.
Tampoco creo en esas personas quie se enamoran de ti, que te ven perfecta hasta enferma, que quieren lo mejor para ti aunque ellos se jodan, que ellos sólo quieren verte feliz para sentirse realmente bien.
Te he querido. Mucho. Demasiado.
Lo he pasado realmente mal, mientras para ti era un odioso juego, así me veías, ¿no?  Hoy me he dado cuenta de muchas cosas, de que he sido tonta no, gilipollas por dejar que me utilizaras así de esa forma mientras yo estaba ciego por ti, de que he estado enamoradísima y te he dado muchas oportunidades que no has aprovechado ni merecías.
Ahora la que vuelve a estar mal por tu culpa  soy yo, la puta confusa de siempre, la que se enamora del más cabrón, la que finje estar bien por no preocupar a los demás. 
Me encantaría borrar el pasado, olvidarlo todo, estar bien, feliz, sin preocupaciones, como era antes.
Es increible las vueltas que da la vida, para mejor e incluso para peor. En un momento puedes estar en lo más alto que de repente está todo oscuro y sin salida a nungún sitio. Hay que aceptar la realidad, que aunque sea dura y duela, hoy te dolera y mucho, mañana menos y pasado lo habrás olvidado. Para todo esto hay que ser muy fuerte y tener las ideas claras, cosa que yo no.
Aunque todo lo pinten muy bonito de que hay que ser fuerte y luchar, yo me rindo en esta guerra y me ahogo en las dudas que poco a poco hace que me coma la conciencia y el remordimiento con los recuerdos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario