martes, 20 de noviembre de 2012

Ya no sé que hacer, soy un completo desastre, una gilipollas que no sabe lo que tiene, una asquerosa egoísta.
Sólo sé una cosa, que me arrepiento de todo, de todo el daño, yo sola me busco los problemas, sólo sé que quiero abrazarte y pasar toda una noche juntos como las de antes, esas que quería que fueran interminables, planeando un futuro juntos, dormir el uno con el otro, mezclando nuestras colonias, una fragancia más que perfecta. Quiero gastar tus labios de tanto besarte, hacerte cosquillas hasta enfadarte, acariciarte hasta no sentir los dedos, abrazarte y dejarte sin respiración, mirarte a los ojos y decirte lo mucho que te he echado de menos, gritarte lo que te quiero hasta quedarme sin voz...
¿Ahora? Ahora es verte conectado y se me saltan unas lágrimas sin mi permiso, me gustaría morirme cada vez que huelo una colonia igual que la tuya, pero a nadie le sentará mejor que a ti, era perfecta. No hago nada más que soñar con esa preciosa sonrisa, ver esas fotos y empaparlas de lágrimas, abrazarlas e imaginar que estás aquí conmigo, como antes, sin parar de reír, sin parar de hacerme feliz y hacerme creer alguien importante y querida.
Gracias por todo, por hacerme sonreír cada mañana, por tener una razón por la que vivir y luchar, gracias por haber hecho que me sintiera especial.
Te quiero, prometí que sería para siempre, y así será.


domingo, 4 de noviembre de 2012

"Cuando discutamos recuerda los buenos momentos, no los malos, quiero que te lleves un buen recuerdo mio."

8 meses.
240 días juntos, los mejores de mi vida.
8 meses, con esa persona que no puedes vivir sin su colonia, sin sus abrazos, ni sin esa mirada que hace que te derritas. Esa persona que es la única que te hace sonreír de esa manera, la que consigue que te brillen los ojos de esa forma. Ese chico que los días de lluvia significa ver películas hasta hartarnos de besarnos y los días de frio significan dormir abrazados.
Él esa persona la cual nunca te imaginarías que estaríais juntos, la que se pasaría horas y horas mirándote a los ojos diciendote lo preciosa que estás, la que al acostarse te abraza como si ya no hubiera mañana, el que al despertarse te dice que te ha echado de menos y que ha soñado contigo toda la noche, esa persona que al despedirse te agarra del brazo para que no te vayas. Esa personita tan pequeña pero a la vez tan grande, la que te promete que te quiere, que te va a cuidar, que nunca te va a olvidar.
Esa persona jodidamente perfecta de los pies a la cabeza, la que se marea de dar tantas vueltas en tu cabeza, tu primer pensamiento y último del día, el que hace que todo te recuerda a él, del que podrías hablar horas y horas sin ponerle ningún defecto.
Quien esté enamorado/a me entenderá.