martes, 16 de julio de 2013

Como pueden cambiar las cosas de un día para otro.
De tenerlo todo a no tener absolutamente nada ni a nadie.
Sentirte sola estando rodeada de gente.
Buscar entre toda la multitud un poco de cariño que haga más ameno todo esto.
Como por un mínimo detalle todo se puede esfumar.
Ahora estás sola, tú y tus gilipolleces. Tu inmadurez.
¿Qué vas a hacer sola? No tienes a nadie.
No tienes amigos, tus padres no te hablan. Sólo tienes a tu novio. ¿Y? ¿Cuánto te va a durar más? ¿Dos semanas y media?
No tienes nada más que falsos, falsos que te hablan para quedar bien, falsos que cuando estás mal ellos desaparecen.
No aprendes. No sabes valorar lo que tienes.
Ya no vale arrepentirse, ya está hecho, asume las consecuencias.

ATTE: Mi conciencia.


lunes, 8 de julio de 2013

Creo que he llegado a una conclusión importante... el amor es una puta mierda. Más de una persona también lo pensará, pero seguro porque le han dejado o algo parecido. A mí no.
Sé que es una mierda porque no vale de nada, por lo menos a mi edad.
¿Qué hace una adolescente aferrada a alguien? ¿Qué haces perdiendo el tiempo? 
Es edad de disfrutar, de estar con tus amigos, experimentando, disfrutando de la vida.
Claro, el amor tiene su parte bonita, te enamoras, mantienes una relación, conoces más a una persona, matas el tiempo, pero ¿qué ganas con eso? ¿Te crees que vas a estar con esa persona para siempre? Tienes 16 años, despierta.
Quizá esté yo equivocada.

Yo sólo he aprendido que con el amor pierdo cosas, la vergüenza, el orgullo y los amigos.
Estar más tiempo con tu novio que con tus amigos es el peor problema del amor.
Poco a poco te alejas, sólo vives por él,¿ y todo para qué? Para que cuando te deje quedarte sola y sentirte una puta mierda, arrepentirte de haber matado ese tiempo con quien no debías.
Tus amigos no pueden darte lo que te da tu novio, ese cariño, los besos y todo lo demás, pero ellos siempre van a estar ahí para ayudarte. Esa tendría que ser nuestra razón para querer seguir viviendo.

Mantener el orgullo. Regla principal del amor.
NUNCA, lo pierdas, es como perder parte de ti, de tu valer y si tú no te valoras, nadie lo hará por ti.

En este mundo hay que ser la personas más fuerte, orgullosa, egocéntrica y egoísta del mundo para que te vaya bien, si no te toman por tonta y lo digo por experiencia.