miércoles, 18 de marzo de 2015

Y otra vez más, te echo de menos...

Sé que esto no lo vas a leer, pero si no lo escribo reviento.
Admito que ha pasado mucho tiempo y que ya es un poco tarde, pero aunque no lo creas, te sigo echando de menos. No hay día que no me acuerde de ti por cualquier tontería y no hay día que te llore por extrañar todos esos recuerdos...
Si pudiese, créeme, volvería al pasado sin pensarlo y en vez de discutir te abrazaría fuerte, muy fuerte, en un abrazo te daría todos los abrazos que no te he dado en más de un año.
Echo de menos tu risa, nuestras tonterías, tu colonia, tus bromas, te echo de menos a ti.
Hace mucho que no hablamos, que no se de ti y me muero de ganas de hablarte, de preguntarte como te va, de saber si eres feliz... pero tengo miedo. Tengo miedo a que no me aceptes, a que sea incomodo, tengo miedo a darme cuenta de que la realidad es que te he perdido y me duele tanto... me han quitado una parte de mí, es como si fuese perdido a una hermana.
Decirte que después de todo este tiempo, no he encontrado a nadie como tu, eres irreemplazable, como tú dirías... no voy a encontrar a una amiga como tu en la vida. 
Me arrepiento tanto de todo esto, te pediría perdón tantas veces, te abrazaría tan fuerte para unir todas tus partes rotas, porque eso es lo peor, que te he hecho daño y esto es lo que mas me duele.. saber que has sufrido por mi culpa.  
Por último despedirme y como todos sabemos, las despedidas son triste, aunque la nuestra fue hace tiempo...
Espero hablar contigo pronto, te necesito, eres mi otra mitad y sin ti, yo no soy. Espero que seas feliz, y si me lo permites, te volveré a llamar "mejor amiga". Te quiero bebita.