martes, 11 de agosto de 2015

La suerte de la vida

Agradezco estar en esta vida, vivir y ser lo que soy gracias a una pastilla y no me importa, al contrario, lo agradezco y es que deberíamos de ser más conscientes de lo que tenemos.
Deberíamos ser felices por el simple echo de tener o haber tenido unos padres que nos querían y cuidaban. Lo han hecho todo por nosotros y se han sacrificado para darnos una  vida digna y feliz. También habría que tener en cuenta nuestra familia, quienes han querido lo mejor para nosotros y nos apoyado incluso cuando nadie lo hacia.
Por otro lado, tendríamos que estar agradecidos de tener una pareja o amigos que nos quieren y nos aguantan cuando ni uno mismo se aguanta. Deberíamos de hacer un esfuerzo para ser conscientes de su esmero por vernos bien, por ser nuestros compañeros de viaje en esta vida y por no ser ningún familiar, pero comportarse como tal.
A veces somos más afortunados de lo que pensamos, la diferencia es que no lo apreciamos.
Deberíamos apreciar los pequeños detalles de la vida. Apreciar cada amanecer y atardecer, son preciosos; los abrazos que sin una palabra transmiten tanto, llorar de felicidad, no hay mejor emoción. Poder levantarte cada día y decirle a alguien que le quieres. Poder luchar por tus sueños y lo mejor de ellos, cumplirlos.


La vida es increíble, pero vividla aún más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario